Las Píldoras de Dieta y el Embarazo

Tomar Píldoras de Dieta Durante y Después del Embarazo

Para la mayoría de las mujeres el embarazo representa una situación dichosa, pero como la mayor parte de las cosas en esta vida que traen dicha conlleva aspectos negativos.

La consecuencia negativa del embarazo es el aumento de peso – también considerado peso acumulado a consecuencia de tener un bebé.

En promedio una mujer embarazada subirá entre 20 y 30 libras (9 y 13.5 kilos) durante el transcurso del embarazo. Esto es una combinación del peso del niño que aún no nace, que pide calorías adicionales mientras la mujer come para dos y obviamente tiene poco movimiento.

No es el peso que se acumula durante el embarazo lo que preocupa tanto a la mayoría de las mujeres sino eliminar la grasa acumulada por el bebé después del parto.

¿Debo Tomar Píldoras de Dieta Durante el Embarazo ?

Durante el embarazo es de vital importancia evitar tomar píldoras de dieta. Píldoras de dieta que sólo se consiguen con receta médica o píldoras que son producidas farmacéuticamente pueden ser peligrosas para el bebé que está por nacer.

Hasta los suplementos que son herbolarios de naturaleza pueden causarle una reacción adversa al feto.

Los Supresores de Apetito posiblemente son el peor tipo de píldoras de dieta para una mujer embarazada porque reducen la ingesta de alimentos, lo cual es benéfico para la madre en cuanto a pérdida de peso se refiere pero no para el bebé que está por nacer. La falta de nutrientes podría afectar seriamente la futura salud del niño.

Píldoras de Dieta Después del Embarazo

La lactancia involucra la transferencia de nutrientes de la madre al niño. Cualquier tipo de suplemento, herbolario o de otro tipo, no debe ser tomado a menos de que se esté bajo la estricta supervisión de un Profesional de la Salud.

Se recomienda mucho que se abstenga de tomar cualquier tipo de píldora de dieta o parches de dieta mientras está en período de lactancia.

Los famosos no ayudan al fomentar la percepción de que la pérdida de peso puede ocurrir casi instantáneamente después de dar a luz. A decir verdad un alto porcentaje de celebridades que sostienen haber perdido el peso de su embarazo en tan sólo semanas después del parto se sometieron a algún procedimiento quirúrgico.

Los nutriólogos profesionales están de acuerdo en que si una mujer tarda 9 meses en acumular la grasa del bebé debe durar 9 meses para perderla – eso es si usted elige la opción saludable.

Así es que, hablando muy claramente – ¡no use píldoras de dieta mientras está embarazada o lactando !

Cómo Perder la Grasa del Embarazo

La revista que aborda el estilo de vida americano Florida Style recientemente incluyó un artículo en el que se discutían las mejores maneras para perder los kilos de más que se acumulan con el embarazo y la lactancia. El Popular captador de grasa Proactol mereció bastante espacio.

Proactol es una de las píldoras de dieta que liderean el mercado. Proactol está acreditado y es clasificado como un Dispositivo Médico Tipo 1 pero su naturaleza es completamente herbolaria y libre de efectos secundarios.

Las personas que están detrás de Proactol han enfatizado (poniendo la salud pública por encima del lucro) que cualquier tipo de píldora de dieta o suplemento para adelgazar debe ser evitado durante todas las etapas del embarazo o la lactancia.

Lea testimonios è historias de exito de usarios de Proactol